Los sanluqueños pagan la luz y el agua de la concejala María del Mar Gómez Ojeda

ofi mara fachadaEn el año 2006, la concejala María del Mar Gómez Ojeda firmó un contrato de arrendamiento de un inmueble propiedad del Ayuntamiento de Sanlúcar de Guadiana para uso de oficina profesional. Dicho inmueble se encuentra en la primera planta de la calle Danzadores nº7. A fecha de hoy, la concejala sigue teniendo alquilado el inmueble.

Nos consta que María del Mar Gómez Ojeda no paga los gastos de los suministros de energía eléctrica y agua potable de dicho inmueble. 

La concejala no pagó los suministros de electricidad ni de agua del inmueble que tiene alquilado cuando era miembro del equipo de gobierno ni tenía intención de pagarlos ahora estando en la oposición.

Recordemos que la abogada María del Mar Gómez Ojeda desde las elecciones municipales del 27 de mayo de 2007 hasta las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015 fue teniente de alcalde y concejala de las áreas de economía y hacienda, administración y desarrollo local y desarrollo comarcal además de tesorera del Ayuntamiento de Sanlúcar de Guadiana.

ofi mara placaElla y el ex alcalde, José Manuel Ponce Ojeda, se valieron de su cargo público para autorizar durante más de 9 años el pago de la facturas de electricidad y agua del inmueble que tiene alquilado al Ayuntamiento de Sanlúcar con dinero público, el dinero de todos los sanluqueños.

Ya es hora de que el nuevo equipo de gobierno acabe con uno de los privilegios de sus antecesores y le pedimos que exija a la exteniente de alcalde todo el dinero que ha salido de las arcas del ayuntamiento de este pueblo durante estos más de 9 años para pagar sus gastos personales.

Los sanluqueños llevamos pagando la luz y el agua a la concejala desde hace casi 10 años sin saberlo. Los únicos que lo sabían hasta ahora eran ex alcalde y ex teniente de alcalde. Ahora que esta situación es pública, no puede durar ni un minuto más.

Esto podría tener varios nombres: corrupción, poca vergüenza, falta de ética… La misma ética de la que presumía la ex teniente de alcalde en uno de los últimos plenos municipales, pero parece que la ética que predicaba y la que en realidad tiene son bastante diferentes.

Si esta señora tuviera ÉTICA debería inmediatamente dejar su acta de concejal, pedir disculpas públicamente por haber utilizado el dinero de los sanluqueños para pagar sus facturas y devolver todo el dinero.

Los sanluqueños que la votaron no deberían permitir que siga representándolos  y su partido tendría que sancionarla y expulsarla del PSOE como mínimo, ya que está muy claro que hay un presunto delito de malversación de caudales públicos.

Se le ha pedido al Ayuntamiento el contrato público de arrendamiento del inmueble y un certificado que aclare la cantidad exacta que la concejala debe al Ayuntamiento, pero hasta el momento solo han sido impedimentos. La ley de transparencia brilla por su ausencia aún en este Ayuntamiento y para colmo, la concejala María del Mar Gómez Ojeda, ha denunciado al Ayuntamiento para que esa información no se haga pública.

Esperamos que el Ayuntamiento permita conocer lo antes posible a sus vecinos el importe total que ha pagado con el dinero público de todos los sanluqueños para cubrir los gastos personales de la concejala María del Mar Gómez Ojeda.

La abogada no es la única que le debe dinero al Ayuntamiento de Sanlúcar de Guadiana, existen otros alquileres públicos que no están al corriente de sus pagos ni tienen intención de estarlo de los que informaremos próximamente.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario