Vótame, ¿no te doy pena?

Parece que el alcalde, sus candidatos a concejales y algunos de sus fanáticos/as palmeros que sólo buscan su propio beneficio en contra del de la mayoría, están haciendo campaña en nuestra localidad utilizando además de la mentira, la pena como argumento para conseguir votos. Van de casa en casa, aunque también le sacan buen provecho al chiringuito (suelo “pija”, como lo califica el propio alcalde) para pedir que el alcalde y sus más allegados sigan manteniendo sus puestos, sueldos y privilegios.

Ahora nos toca a nosotros los sanluqueños/as plantearnos las siguientes cuestiones:

  • ¿Nos da pena que el alcalde deje de cobrar 2.000 € al mes solo del ayuntamiento sin contar lo que se lleva de Beturia, Ghiasha…etc?
  • ¿Nos da pena que nuestro alcalde, José Manuel Ponce, si pierde las elecciones tenga que buscarse la vida como cualquier vecino de nuestro pueblo? Recordemos que él también tiene una profesión con la que poder vivir y lo que se habrá buscado en estos ocho años de mandato.
  • ¿Nos da pena que ya no pueda enchufar en el ayuntamiento a sus familiares y amiguetes y que todos los vecinos, después de 8 años, tengan las mismas oportunidades para trabajar?
  • ¿Nos da pena que ya no pueda gastar litros y litros de gasoil paseándose con el coche del ayuntamiento con aires de grandeza?
  • ¿Nos da pena que ya no se beneficie de las ventajas que supuestamente consigue por comprar los materiales de construcción del ayuntamiento a cierta empresa?
  • ¿Nos da pena que no pueda irse de comilonas y borracheras con otros alcaldes y concejales y lo pague todo el ayuntamiento o lo que es lo mismo, los sanluqueños?
  • ¿Nos da pena que ya no pueda ir con la vara de mando en las procesiones mirando a la gente por encima del hombro?
  • ¿Nos da pena que ya no pueda amenazar a la gente si no hace lo que él quiere?
  • ¿Nos da pena que ya no pueda catalogar a cualquier vecino del “otro bando” como él suele decir y por lo tanto pasar a su lista negra por ejemplo por el simple hecho de hablar con algún miembro de la oposición?
  • ¿Nos da pena que de una vez por todas vuelva la unión a nuestro pueblo independientemente de la ideología política que tenga cada vecino?
  • ¿Nos da pena que le quiten al alcalde el teléfono móvil del ayuntamiento y tenga que volver a pagar la factura de su bolsillo?
  • ¿Nos da pena que tenga que poner más atención de dónde estaciona su coche porque el Ayuntamiento ya no le pagará sus infracciones cometidas con su inseparable coche oficial?
  • ¿Nos da pena que cuando deje de ser alcalde el corrillo de palmeros que revolotean a su alrededor ya no le rían sus gracias porque no tiene nada que ofrecerles a cambio?
  • ¿Nos da pena que dejen de hacer “la vista gorda” y acabe cualquier día, él y algunos de sus familiares, con una denuncia a sus espaldas por provocación a los vecinos que les desagradan y alteración del orden público?
  • ¿No da pena que cuando ya no sea alcalde y vaya a un bar no le mire nadie a la cara por todas las barbaridades y cacicadas que ha cometido en estos últimos 8 años?

Pero con toda seguridad, vuelva a ser alcalde o no lo consiga, nos de pena o no, seguirá escupiendo por la espalda a los sanluqueños que no piensen como él!

José Manuel Ponce lleva ya 8 años aprovechándose del cargo para beneficiarse él mismo y a los que le rodean, amenazando e intentado quitar del medio a todo aquel que se pone en su camino, ya basta de seguir permitiendo esto. Va siendo hora de que gobierne alguien honrado en Sanlúcar, que lo haga por su pueblo sin pedir nada a cambio y no solo por sí mismo y para los suyos.

Los sanluqueños tenemos la llave para que esto suceda. Votemos con sentido común y para el bien de todos, no sólo para el de unos pocos elegidos.

Con un poco de suerte este pueblo volverá a estar unido y no separado como está ahora entre los que beneficia y los que perjudica el alcalde.

no-te-doy-pena-jose-manuel-ponce-ojeda-2NEW

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario