Opinión de un sanluqueño

Un Vecino de Sanlúcar nos ha hecho llegar un escrito para compartir su opinión con todos vosotros. Aquí podeis leerlo:

Debo admitir que esta página y su contenido, han servido para despertarme a mí y a muchos ciudadanos, en este caso Sanluqueños.  Vivimos en un pueblo profundamente dividido, no porque se publiquen webs como sanlucardeguadiana.com, sino porque estamos sometidos a la injusticia y desigualdad (al caciquismo) de José Manuel Ponce Ojeda desde hace 7 AÑOS.   Utilizó el peor de los métodos para conseguir su anhelado sillón de poder: inocular un veneno difícil de diluir y sinceramente, no creo que consiguiese volver a unir al personal ni en el extraño caso de que se lo propusiese.
Pero ¿y nosotros? ¿y los ciudadanos? ¿a qué altura nos vamos a colocar?.  Crear dos grupos y ponerlos a hacer la guerra es fácil, pero DESPERTEMOS!!! Eso nos convierte en la herramienta de unos cuantos.  No obstante cuando se produce una injusticia social y hay personas que presuntamente están siendo beneficiadas a costa del mal de otros, el rechazo de los que lo padecen o simplemente lo observan es inevitable.
Probablemente hace falta un proceso más laborioso para demostrar los presuntos tratos de favor y los presuntos vetos llevados a cabo por el Equipo de Gobierno actual, porque todo hay que decirlo, Mara, Francisco y Juana presuntamente han secundado durante 7 largos años este modo de proceder.   ¿Es que no hay un gramo de honradez en ninguno de ellos para pararle los pies a José Manuel? ¿No hay ninguno que no pueda dormir tranquilo sabiendo que presuntamente se están realizando actuaciones ilícitas y presuntamente se está haciendo daño a una parte de sus vecinos? ¿Ni siquiera Elena, la secretaria que se supone es la abogada del pueblo?...  También es que hemos tenido mala suerte…  Y la oposición, ¿un poco floja no?  ¿De qué sirve oponerse en los plenos si ellos son 4 y ustedes 3?  Había que trasladar la información y opinión a la calle y denunciar, señores!!.
Bueno pues como iba diciendo, que en Sanlúcar de Guadiana no necesitamos que venga el CNI para saber que , quitando las limosnas puntuales para tapar boca, desde que entró José Manuel los que trabajan, presuntamente obtienen concesiones y son admitidos en cursos pagados, presuntamente son sus familiares, amigos y (me ha gustado esa expresión) “palmeros”.  Presuntamente no sólo mediante contratos directos del Ayuntamiento sino a través de las empresas externas que hacen obras o servicios públicos. Vamos que habiendo tanto personal preparado para la construcción, algunos de dilatada experiencia, llama mucho la atención que presuntamente siempre trabaje el mismo grupo de chavales caiga lo que caiga, entre los que invariablemente están miembros de su familia o por qué no, su propia empresa, en cuyos papeles quizás no conste oficialmente desde que entró, pero vaya, que a los de aquí para saber no nos hacen falta folios.  No sólo eso, sino que con una actitud absolutamente mezquina, presuntamente ha vetado y saboteado la actividad, trabajo o actitudes de cualquiera que él identifique como “no votante”, independientemente de que beneficien al pueblo; y presuntamente también ha amenazado en privado a los más débiles hasta el punto de hacer lo posible para que desistan o incluso para que se marchen (pero es que aquí al final todo se sabe….).
Sinceramente me asquea esta presunta forma de proceder y no me da la gana de acostumbrarme. Si nos da nauseas ver en televisión cuando lo hacen en Valencia en la Junta o en cualquiera de nuestros gobiernos centrales, ¿cómo vamos a habituarnos a que lo hagan en la puerta de nuestra casa?!!!   Y todo para qué.  ¿Para que un tipo viva de la sopa boba durante unos cuantos años se destruye una comunidad entera?.   Ayuntamiento, Gihasa, Beturia, teléfono, coche… amigos, que mientras yo me peleo con mi vecino este trinca por todos lados.  Nos está tomando el pelo!!!
A los que en algún momento presuntamente se han beneficiado de esta gestión qué puedo decirles. ¿Es este el pueblo que queremos para nuestros hijos?   Y a otros… ¿por qué hoy te dan un mendrugo ya te olvidas de que ayer te pisaron la cabeza?.  Cuando una persona obtiene una concesión sin seguir los cauces legales o un trabajo por encima de otra que estaba mejor preparada o que no ha tenido las mismas oportunidades, está ROBANDO, robándole a los suyos además, a sus vecinos, amigos e incluso a gente de su propia familia.  ¿Cómo se puede comer del pan conseguido de esas maneras?.    Chicos, es que sois vosotros los primeros que tenéis que exigir la legalidad.  Es que formándoos y trabajando podéis conseguir lo mismo pero sin que nadie lo cuestione y desde luego sin robar.    Creo que todos o casi todos, hemos sido educados por personas honradas y esto no es lo que nos enseñaron.  En una sociedad justa hay oportunidades y trabajo para todos.  En una sociedad corrupta no.   Es más, lo que hoy te beneficia mañana se vuelve contra ti o contra personas a las que quieres.
Dicho esto, no podemos convertirnos en las herramientas.  No podemos odiar a nuestro vecino sólo porque tres mequetrefes nos ordenen meternos en dos corrales a darnos tortas.  En los bandos en los que unos cuantos nos etiquetan para “sacar tajada”, hay personas que merecen la pena y dándoles los buenos días y una oportunidad sincera nos reímos del sistema y de sus caudillos.  No mires para otro lado, no te acostumbres, no dejes de señalar lo que está mal, de exigir lo que te están arrebatando injustamente.  Sé valiente, salta del corral y mira bajo la etiqueta de las personas que conviven contigo…   Esas creo yo, son las alturas a las que debemos colocarnos.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Un comentario sobre “Opinión de un sanluqueño

Deja un comentario