PLENO 28 MARZO 2014 – Parte 2

En el pleno anterior celebrado el 31 de enero de 2014, ya se trató este asunto, vamos a recordarlo.

Y ahora, en el pleno extraordinario del pasado 28 de marzo, se volvió a tratar el tema de la renovación de contratos. Después de que la secretaria  explicase sus informes sobre los contratos realizados por el Ayuntamiento de Sanlúcar de Guadiana, se inició el debate entre el alcalde, José Manuel Ponce Ojeda, la teniente-alcalde María del Mar Gómez Ojeda y el portavoz de la oposición.

 El Alcalde junto con Mara y con la aprobación de la Secretaria Elena Prió Miravet, vieron conveniente acogerse a la excepcionalidad y a la urgencia, como modo de crear una plaza a media jornada de auxiliar administrativo ó administrativo y contratar a una persona en el año 2011 y han seguido renovándole el contrato con la motivación legal de urgencia y excepcionalidad durante el año 2012, 2013 y 2014, en lugar de hacer el procedimiento normal de selección de personal laboral de un Ayuntamiento.

Cómo pueden pasar tres años esperando crear una plaza y, mientras tanto, tener a una persona contratada excepcionalmente, sin dar oportunidad a más personas a desarrollar dicha labor. Así es imposible que otras personas alcancen experiencia en este trabajo.

La respuesta del alcalde a una justificación de esta excepcionalidad es  que se mantendrá los años que sean necesarios. Del mismo modo, José Manuel Ponce, intenta tergiversar y manipular el debate afirmando que ahora quien quiere mantener la excepcionalidad es la oposición por negarse a crear la plaza, cuando lo único que solicita la oposición es que dicha plaza no sea ocupada por una sola persona, y así, puedan aprovecharse más personas de dicho trabajo.

El alcalde justifica esa excepcionalidad y urgencia para hacer el contrato de auxiliar administrativo y saltarse el procedimiento establecido por la ley 7/2007 de 12 de abril, argumentando lo siguiente:

–              Hay mucho trabajo en el ayuntamiento y que si el alcalde (aunque está liberado y este es su trabajo) y la Secretaria (que también está a jornada completa en el Ayuntamiento) salen fuera, el Ayuntamiento se queda solo y nadie puede atender a los ciudadanos.

Por un lado se dice que hay mucho trabajo que desarrollar en el ayuntamiento y por otro, se justifica el despido del arquitecto-administrativo. Este puesto que hace un año se planteó como solución al problema pero que ya no sirve, argumentando que la situación de las obras ha cambiado mucho en el último año. Todo el mundo sabe, los albañiles del pueblo mejor que nadie, que el mismo trabajo había hace dos años, cuando se contrató el arquitecto-administrativo, que ahora, cuando se da por terminado justificándolo  con que ya no hay obras.

No hay obras hace muchos años. Quizás el único propósito de todo este sinsentido pudo ser deshacerse de la última trabajadora que quedaba procedente de los años del anterior equipo de gobierno.

–              Sólo quieren contratar a una persona en lugar de a varias, ya que piensan que con las rotaciones de varias personas como auxiliar el ayuntamiento no estaría bien atendido, porque en un mes una persona no puede hacerse cargo bien de las tareas del ayuntamiento. Sabemos que muchos ayuntamientos, después de desaparecer los Agentes de Desarrollo Local, volvieron a contratar a la gran mayoría de ellos, buscando otro tipo de subvenciones. Nos preguntamos por qué si hacía tanta falta un auxiliar administrativo, no se mantuvo a una profesional que desarrollaba su labor perfectamente y que conocía todo el funcionamiento del ayuntamiento. En este momento no hizo falta la experiencia para desarrollar dicho trabajo y se contrató a una persona nueva sin ninguna experiencia, y el ayuntamiento siguió funcionando. Por qué ahora se cambia de idea y parece imposible que este trabajo pueda ser desempeñado por otras personas distintas a la actual.

–              El coste de la indemnización por el despido y contratar a otras personas sería muy elevado (aunque no justifican la cantidad). Aquí intentan confundir, ya que sabemos que los contratos que se han hecho son de duración determinada por un año. El contrato actual lleva vigente pocos meses, por lo que la indemnización sería mínima, ya que corresponden 20 días por año trabajado.

En la acalorada discusión el Alcalde dijo que ellos (el equipo de gobierno) querían rotar el trabajo, es decir, contratar a diferentes personas para ese puesto de auxiliar, pero que como cuando la oposición estaba gobernando tampoco lo hacían, ellos no tienen porque hacerlo bien. La teniente-alcalde también justifica el hecho de que no se roten los trabajos para que más personas trabajen en el Ayuntamiento, argumentando que se hace así porque la oposición no lo hizo tampoco, así que ellos no tienen porque hacerlo bien….el resultado es de “ tú lo hiciste mal, pues yo peor” y mientras, los ciudadanos sin poder trabajar y solo dos personas se aprovechan del poco trabajo que hay.

La oposición, considera que no se han seguido los procedimientos legales ya que el uso de la excepcionalidad y urgencia como medida legal de contratación de un empleado no es lógica si se prorroga durante 4 años seguidos. Lo lógico, legal y justo para los trabajadores sanluqueños sería que; durante el primer contrato de urgencia y excepcionalidad que le hicieron a esta persona, deberían haber publicitado el puesto de trabajo en el tablón de anuncios y ofertado el puesto siguiendo el procedimiento legal. De este modo varios sanluqueños podrían haber trabajado durante estos años. El portavoz de la oposición dice que se debería haber hecho un grupo de trabajo y ese puesto igual que el de mantenimiento de edificios se podría haber rotado entre diferentes trabajadores sanluqueños que están suficientemente capacitados para hacer estos trabajos.

maria-del-mar-gomez-ojeda

El portavoz de la oposición desmintió el argumento del equipo de gobierno que decía que no se podía rotar los trabajos por ley y que es mejor tener a una solo trabajadora en vez de varias porque el Ayuntamiento no estaría bien atendido, lo argumentó diciendo que por ley sí se pueden rotar los trabajos y que en lugar de un mes se podrían hacer contratos de varios meses, tanbién dijo que varias sanluqueñas perjudicadas por la forma de contratar a esta persona se habían ofrecido a ir al Ayuntamiento unos días antes para informarse de cómo iba el trabajo y qué era lo que se tenía que hacer para continuar con el trabajo. Tanto el alcalde, la Secretaria y Mara se burlaron de la propuesta y teniente-alcalde dijo que era ilegal que una persona trabajara gratis, el portavoz de la oposición le respondió diciendole que la propuesta no era trabajar gratis, sino como una especie de práctica para ponerse al día y que eso no era ilegal.

La oposición también propuso que no se sacara la plaza de auxiliar administrativo, y de esta forma varias personas pudieran optar a dicho trabajo y de esta forma no se aproveche sólo una persona. El equipo de gobierno se ríe de la propuesta y no la quieren entender. La excusa para que se saque la plaza y así no se pueda rotar el puesto de trabajo es que cuando la oposición estaba gobernando, no lo hizo y que ellos sí los harán.

El Alcalde además reprocha a la oposición de que sólo se quejaran de los contratos de dos personas, preguntó por qué no se quejaban de los contratos de Guadalinfo y de  la profesora de teatro, y por qué no pedían que esos contratos también se rotaran. El portavoz del PP contestó que son contratos que no tienen ninguna relación con el de auxiliar administrativo y de mantenimiento. El puesto de Guadalinfo está nombrado por el Consorcio Fernando de los Ríos.

El alcalde y su teniente-alcalde Mara, ayudados por la secretaria, han buscado mil y una excusas para mantener el puesto de administrativo, un puesto adjudicado de forma ilegal sin publicidad, eliminando de un plumazo el derecho de cualquier sanluqueño a optar por un puesto de trabajo público que ha adjudicado a dedo aprovechando su cargo.

Como veremos a partir del minuto 23, el portavoz de la oposición, explica que mientras el alcalde y su teniente-alcalde hablan de asuntos que no tienen nada que ver con el punto a tratar en el orden del día, pero que les interesan para desviar la atención sobre el verdadero tema que nos preocupa, a él no se le permite en ningún momento.

Como ocurre cuando afirma que el alcalde miente en relación al tema de la grabación de plenos. ya que en un pleno anterior, el alcalde se negó a una propuesta de la oposición para que se pudieran grabar los plenos municipales en Sanlúcar de Guadiana. Lo cual demostramos con una copia del acta en cuestión.

En el vídeo vemos muy bien como el alcalde se apoya en todo momento en un público compuesto por gran parte de su familia, al que sólo le falto aplaudir las actuaciones del alcalde y su teniente-alcalde y corear sus nombres. En cambio cada vez que hablaba el portavoz de la oposición, soltaban risas, sonidos y abucheos insolentes que el alcalde con su complicidad permitió en todo momento. En otros casos, según sea el público afín al alcalde ó no, José Manuel Ponce, califica al público asistente de gallinero o de ciudadanos comprometidos con la marcha de su pueblo.

Al final el Equipo de Gobierno, José Manuel, Mara, Juani y Francisco, votaron en contra de que se revisen de oficio las prorrogas de los contratos de auxiliar administrativo, de monitora-deportiva y de mantenimiento de edificios. Por lo tanto, todo seguirá igual en Sanlúcar de Guadiana. El trabajo que realizan los dos enchufados del alcalde y sus concejales, no se repartirá entre más sanluqueños.

Pero desde nuestro movimiento ciudadano no vamos a parar de pedirles al alcalde y a sus concejales que cualquier puesto de trabajo ya sea con carácter temporal ó fijo, por años, meses ó días se adjudique de forma legal.

Pedimos que todos los sanluqueños tengan los mismos derechos y se acabe de una vez por todas con el enchufismo que tanto daño está haciendo al pueblo.

Hay que hacerle ver al alcalde de Sanlúcar de Guadiana, que todos los sanluqueños tienen el mismo derecho a trabajar para el ayuntamiento.

Los sanluqueños no tenemos porque aguantar este sistema que ha instaurado José Manuel Ponce Ojeda, en el que unos trabajan más que otros sólo porque le dan ó le prometen el voto.

No tenemos porque aguantar más a un alcalde que cree que Sanlúcar es un cortijo de su propiedad donde se tiene que hacer lo que el mande.

Deja un comentario